6.17.2012

El arte de planificar un curso de inglés (o cualquier objetivo que te propongas)


Una vez conté en este blog que cuando yo tenía 18 años intenté estudiar "Arquitectura de interiores" en una escuela en Holanda.  No superé la prueba de admisión y no pude estudiar esa carrera. Me pasé llorando dos, o tres días, sitiéndome la persona más inútil del mundo.

¿Sabes qué falló?

Lo que falló fue la planificación para conseguir que me admitieran a esa escuela.

Fui al examen de admisión como quien va a dar un paseo por una plaza. No sabía en qué consistía el examen, no sabía si podía, o no podía, hacerlo; todo lo dejé al azar sin saber lo que hacía.

Si incluso lo que se planifica puede salir mal, ¿cómo no va a salir mal lo que no se planifica?

Cuando un espéctaculo te deja maravillado; una presentación, o un discurso, te impresiona,  una película te deja boquiabierto; no lo dudes: sí, seguramente los implicados tenían mucho talento, pero:

El 80 por ciento del éxito, no proviene del talento, proviene de la planificación y su correcta ejecución.


Para explicarlo de una manera más clara:

El talento te permite tener visión correcta de tu objetivo y la planificación es el mapa que te indica cómo llegar a alcanzar ese objetivo.

La gente que tiene mucho talento en una materia es capaz de intuir cuál es el objetivo correcto. Por otro lado, la gente que planifica bien es capaz de trazar y ejecutar un plan exacto para conseguir llegar a ese objetivo. Cuando en una persona se dan estas dos características, con toda probabilidad tendrá éxito y, quizás, muchísimo éxito.

No obstante, estas dos características no se suelen dar en la gran mayoría de las personas.

Hay gente con mucho talento que nunca logra nada porque es incapaz de planificar y ejecutar ese plan. Se queda sólo en la habilidad.

Por ejemplo, un pianista que toca muy bien el piano de oído, pero que es incapaz de someterse a la disciplina de practicar el piano todos los días. (¿Recuerdas las 10.000 horas de entrenamiento?) Más aquí. Aunque sea buenísimo tocando algunas melodías de oído, si no tiene un objetivo claro y un plan para conseguir destacar, se quedara para siempre tocando el piano para los amigos, o familiares. No hay ningún problema en que esto sea así, siempre y cuando, sea lo que él quiera. Pero si no es lo que él quiere, es una verdadera lástima que no consiga sus objetivos (y nos prive a los demás de conocer su talento) solo por no saber cómo planificar y ejecutar su plan.

Es más, incluso si tienes un talento escaso, o medio, puedes alcanzar tus objetivos dignamente con una buena planificación y ejecución de ese plan. Es decir, el gran talento no es estrictamente necesario para tener éxito, sin embargo, la planificación sí lo es.

Es el caso, por ejemplo, de esos cantantes que no tienen grandes voces, y sin embargo, se convierten en celebridades. Sí, su voz no es la de "Adele", pero tocan temas que gustan y el marketing que utilizan es tremendamente efectivo. No voy a dar nombres para no ofender a nadie, pero todos los conocemos.

Volviendo, ahora, a mi fracaso en el examen de admisión de la escuela de Arquitectura Interior en Holanda; si yo hubiera tenido un talento innato para diseñar (saber, sin estudiar, cómo se puede hacer una silla con unos palitos de helado,por ejemplo), habría sido admitida en el escuela de Arquitectura de Interiores, sin necesidad de haber practicado previamente.

No fue el caso, como he contado. Sin embargo, si aún teniendo un talento mínimo (ese que dice "me gustaría hacer esto pero no sé cómo"), hubiera preguntado en qué consistía el examen, me hubiera hecho asesorar por alquien con conocimientos en la materia y hubiera practicado durante algún tiempo, estoy segura de que me habrían admitido.
 
Aquí me voy a detener para que comprendas bien este concepto.

Aún incluso con escasa, o mediana habilidad, y una buena planificación y ejecución de ese plan se puede tener éxito y, a veces, mucho éxito.

La gran mayoría no somos gente con unas habilidades increíbles, tenemos, más bien, unas habilidades "a medio gas". Se nos da bien "el deporte", por ejemplo, pero no para ser un deportista de élite, o podemos cantar bien, pero no para ser "cantantes de opera", o escribimos bastante bien, pero no para ser escritores consagrados.

Entonces, la gran pregunta es ¿cómo hago una planificación para conseguir mis objetivos?

A continuación, te explicaré cómo, primero de manera genérica, es decir, para conseguir cualquier objetivo que te propongas y despúes, de manera específica, para conseguir el objetivo de hablar inglés de verdad.


Cómo planificar para conseguir objetivos (incluido el de aprender inglés)

Mucha gente no planifica practicamente nada en su vida, y si planifica, planifica por imitación.  Lo que hacen es simplemente seguir patrones de conducta de quienes les rodean.

Por ejemplo: "Fulanito estudió tal cosa, pues yo también". "Mi madre se casó después de terminar la carrera, yo también."  "Pepe estudia por las tardes, yo también."

En este post, que presenta una planificación concreta sobre  "Cómo aprender inglés trabajando de Au pair"  doy algunos ejemplos sobre conductas aprendidas por imitación.

¿Qué hay de malo en esto?

Pues, que al actuar por imitación no tienes en cuenta tus propias limitaciones y eso te puede llevar al fracaso.

Por tanto, el primer punto de nuestro planificación es el de conocer tus limitaciones en relación con el objetivo que quieres conseguir.

1) Identifica tus limitaciones en relación con el objetivo que quieres conseguir

Habrás notado, quizás, que no he puesto como primer paso el de "definir tu objetivo".

¿Sabes por qué?

Porque todo objetivo es papel mojado si no sabes con qué herramientas estás trabajando. Es como planificar  que vas a hacer una mesa, sin saber si vas a poder contar con madera. "El saber si cuentas o no con madera" es "identificar tus limitaciones".

Estas limitaciones personales no están tan ocultas como parecen. En realidad, muchas son evidentes a muy temprana edad.

Ejemplos:

  • Vas a jugar al parque con unos amiguitos; todo el mundo se sube y trepa por una red, y tú eres incapaz de sujetarte de la cuerda. Los niños más pequeños que tú, pueden hacerlo mucho mejor.  No creo que desees convertirte en un deportista de élite.
  • Estudias lengua y no te entra la sintaxis. Tus padres te ponen un profesor de apoyo para que la comprendas. No te ves como profesor de lengua.
  • No consigues entender qué es un polinomio ni aunque te lo expliquen ochenta veces. Parece claro que lo tuyo no será la ingeniería.
  • Te cuesta memorizar información, y, sobre todo, los temas que no te interesan.  Puede que te cueste preparar unas oposiciones.


Es importante resaltar que no todo es tan dificil como parece si realmente tienes ganas de superarte. Hay mucha gente que inicialmente parte con alguna desventaja, y gracias a su tesón y constancia, puede llegar adonde quiere e, incluso, mucho más lejos que algunos de sus compañeros que tenían más talento, pero menos disciplina. En este post cuento el ejemplo de una chica que era malísima para las matemáticas durante su etapa escolar y después de mucho estudiar (y llorar) se convirtió en contable.

Como en el cuento de la "La liebre y la tortuga" tú puedes ser la tortuga ganadora.


Por tanto, si sientes que estás en desventaja con respecto a la media, no te desesperes, manten la cabeza fría y sigue leyendo estos consejos.

Recuerda: El futuro NO esta escrito, lo haces tú con tus manitas, tu esfuerzo y tesón.


Identifica tus limitaciones con respecto al inglés

Ahora, vayamos al inglés. Intenta identificar cuáles son tus limitaciones.

  • Llevas años estudiando inglés y no entiendes nada de lo que dicen. Evidentemente, tienes un problema con el "listening".
  • Entiendes algo de inglés, pero cuando llega la hora de hablar eres incapaz de decir una palabra.
  • Puedes entender y hablar, pero te entra pánico cada vez que tienes que hablar en público. Nota: Fíjate que esta limitación no es estrictamente del inglés, sino más bien psicológica.Por tanto, necesitas quizás hacer algún curso, o pedir ayuda profesional, para dominar tu miedo escénico.

Si no tienes áun claro cuáles son tus limitaciones con el inglés, haz un par de tests de nivel por internet y mira los resultados (a ser posible deberás medir, además de la gramática, la comprensión lectora, el listening y el speaking con una intercambio, por ejemplo). En este test de EBPAI, puedes medir tu nivel de comprensión auditiva. Verás, rápidamente cuáles son tus limitaciones más evidentes.

Una vez identificadas tus limitaciones es importante ponerlas en conexión con el objetivo que quieres conseguir.

En el caso del inglés, si tu objetivo es, por ejemplo, contestar el teléfono en inglés y tienes especiales dificultades para entender inglés, tendrás que hacer un gran esfuerzo para entender y decir frases relacionadas con tu trabajo. 

2) Busca asesoramiento experto para trazar y conseguir tu objetivo

Una vez que pongas tus limitaciones en conexión con tu objetivo, debes intentar contar con la ayuda de un experto para saber hasta dónde puedes llegar.

¿Y a quién debes considerar experto? A una persona que se dedique profesionalmente y con éxito a realizar la tarea que tú quieres realizar. Sobre todo, es importante que cuente con experiencia porque es la experiencia la que te le hace ser capaz de saber exactamente cuáles son los problemas del alumno o cliente.

Este punto es tan clave como el anterior. Sigo con mi ejemplo de "construir una mesa". Si nunca has hecho una mesa y tampoco eres muy hábil con las manos, es probable que tan solo siguiendo unas instrucciones de un libro no la puedas construir.


Para que tu mesa quede bien, necesitas que un carpintero con experiencia te de consejos más concretos: qué madera escoger, dónde comprarla, cómo serrar la madera, cómo lijar, etc. Si no puedes conseguir a nadie, es probable que puedas conseguir algo de conocimiento mirando muchos vídeos y comenzando primero por hacer otros trabajos más fáciles. Pero, puede que el resultado no sea del todo lo deseable.


Igual ocurre con una dieta para adelgazar y ponerte en forma. Las dietas verdaderamente efectivas para ponerte en forma de manera saludable son las que se realizan con el asesoramiento de un médico y un entrenador personal. Si tú la haces por tu cuenta, hay muchas más probabilidades de que fracases porque no sabes qué alimentos comer, cuáles no comer y qué hacer para ponerte en forma. Y, lo más importante de todo, no puedes hacerte los análisis médicos necesarios para comprobar que tu cuerpo está respondiendo bien a la dieta. Sí, te ahorras un dinero, pero el objetivo propuesto puede resultarte incanzable.

Igual ocurre con muchas otras materias, sobre todo, las que peor se te dan. Sin los consejos de un experto es muy difícil lograr resultados.

Como cada persona es diferente, no siempre aplican de igual forma los consejos que se dan a todo el mundo. Puede que tú necesites mayor preparación en un tema, y menos en otra. Por ello, de lo que se trata en este punto es de que tu entrenador haga "particulares" aquellos consejos que se dan de forma genérica.

Recuerda: cuanta menos habilidad tengas en una materia, más necesidad tendrás de contar con la ayuda de un experto.

Buscar un experto que te ayude con tu inglés

Por supuesto, la mejor forma de aprender inglés es la de contar con un profesor particular que te ayude a conseguir tus objetivos.  Le podrás decir cuáles son tus limitaciones y él las confirmará, o descartará, y hará un plan concreto para ti. Si no ocurre así, lo mejor es buscar a otro profesor, y no parar hasta conseguir aquel profesor que realmente te ayude.

Si no te puedes permitir un profesor particular, tendrás que trabajar mucho más porque tendrás que hacer tu propio mapa. Con el inglés esto significará que tendrás que buscar en internet, por ejemplo, cursos gratuitos online, información en diccionarios y páginas especializadas como esta, buscarte un intercambio para practicar, etc. Y cada vez que algo no esté funcionando, tendrás que aprender a reconducir tu plan.

En mi opinión, cuesta algo así como 10 veces más el aprender algo por tu propia cuenta, que con la ayuda de un experto. Esto es muy importante tenerlo en cuenta cuando empieces a desarrollar tu propio plan personal.

Recuerda: Lo que te ahorras en dinero, lo tienes que pagar en tiempo.

3) Considera el factor tiempo

Tanto si  vas poder contar con el asesoramiento de un experto  para realizar tu plan,  como si no, es muy importante considerar el factor tiempo para conseguir que tu plan tenga éxito.

El tiempo tiene dos coordenadas. La primera es "de qué tiempo dispones durante el día para hacer lo que te propones" y la segunda es "cuanto tiempo tardarás en conseguir lo que te propones".

Para mí "el factor tiempo disponible" guarda estricta relación con la prioridad que el objetivo tenga en tu vida.  Cuando es de verdad una prioridad, tú te encargas de encontrar el tiempo. Cuando no lo es, todo son excusas. Recuerdo el caso de algún un alumno que ha empezado con mucho entusiasmo diciendo que hará esto y lo otro para aprender inglés, y en cuanto ocurre cualquier contratiempo, se da de baja. ¿Resultado? Tiempo y dinero despilfarrado.

Mi consejo es que si el objetivo que te has propuesto no es una prioridad en tu vida, lo mejor es NO hacerlo. Terminarás tirando el dinero, perdiendo el tiempo y haciendo perder el tiempo a los demás.

Por otro lado, si ese objetivo sí es una prioridad, decide cuánto tiempo le vas a dedicar al mes, semana, o día y manténte firme con tu decisión, de lo contrario no conseguirás resultados.  

Planifica también qué harás cuando se presenten contratiempos: viajes, nuevos horarios en el trabajo, horas extras, etc. Recuerda: es importante no dejar nada al azar.

El tiempo concreto para conseguir el objetivo que te propones, dependerá del grado de destreza que quieras conseguir en la materia objeto de estudio, lógicamente a mayor nivel,  más tiempo.

Para el caso del inglés, aquí  tienes una tabla con tiempos aproximados de horas de estudio guiadas según la Universidad de Cambridge para conseguir los niveles del Marco Común Europeo.


Marco  Común Europeo
Número de horas de estudio guiadas
A2  Principiante
Aprox. 180–200
B1 Intermedio
Aprox. 350–400
B2 Intermedio alto
Aprox. 500–600
C1 Avanzado
Aprox. 700–800
C2 Proficiencia
Aprox.1.000–1.200



4) Aprende a pensar de manera realista y optimista a la vez

Los humanos (algunos más que otros) tenemos un mecanismo automático  para no caer en la depresión, o desesperación, en caso de experimentar contrariedades en la vida. Este pensamiento en inglés se llama "wishful thinking" y puede traducirse como "pensamiento ilusorio".

Es "el cuento de la lechera" aplicado a distintas facetas de la vida.

Por ejemplo:

"Voy a ir a Londres este verano para aprender inglés. Cuando vuelva, ya no tendré problemas con el inglés. "

"Wishful thinking, my friend". Un adulto, suele tardar unos dos años en tener cierto dominio del inglés incluso viviendo en Inglaterra. Un mes, o meses, NO solucionarán tu problema.

Moraleja:  Busca siempre información realista sobre lo que te propongas hacer y evita así las sorpresas.

Es mucho mejor saber de antemano lo que pueda salir mal, que encontrarse con una desagradable sorpresa que no sabes cómo enmendar.

Por ejemplo, si tu problema es el miedo escénico, cuenta con esa variable cuando te presentes a un examen oral. A pesar de tener ya cierto dominio del inglés, puedes pensar que hay una alta probabilidad de que suspendas el oral por tu miedo escénico. Si apruebas, fenomenal, pero si no apruebas, no tendrás esa sensación, y quizás ese fracaso te indique que ha llegado el momento de pedir ayuda para superar el miedo escénico.

Por otro lado, tampoco es correcto caer en la desesperación.

"Nunca aprenderé." "No logro mejorar" Yo no puedo con esto". 

Ciertamente, no llegarás a hablar como un nativo, pero con toda probabilidad conseguirás defenderte con tu inglés si eres constante, escuchas e intentas hablar inglés habitualmente.



5) Ponte metas cortas y alcanzables

Esto lo he dicho en muchas ocasiones en este blog: la única manera de conseguir alcanzar objetivos en materias que te resultan particularmente difíciles, o no te gustan, es poniéndote metas cortas y alcanzables.

 Si vas a estudiar por tu cuenta, y no tienes mucho tiempo, escuchar quince minutos de inglés, 3 palabras, 2 frases, una estructura día, es mucho mejor que 5 horas en un solo día de lo mismo.

¿Por qué? Porque el cerebro no es capaz de asimilar tanta informacíón de una sola tacada.



6) Pon el piloto automático y no pares hasta conseguir tu objetivo concreto

Una vez que has trazado tu plan, con o sin la ayuda de un experto, debes dejar de darle vueltas a la cabeza a si puedes, o no puedes, o a si tienes tiempo o no. Debes simplemente hacerlo. Es como un trabajo; ya que te pagan, vas a trabajar y punto. No te cuestionas cada día si quieres ir, o no.


Un último apunte, ten en cuenta que las situaciones perfectas no existen.

La gran diferencia entre los que tienen éxito y los que fracasan está en que los que tienen éxito no buscan la situación perfecta para conseguir sus objetivos, simplemente se ponen el objetivo, trazan el plan y lo ejecutan, cueste lo que cueste.

Los que fracasan, por otro lado, suelen estar siempre lamentándose, pensando que no tienen suerte y que la vida les trata a ellos peor que a nadie.

No querrás estar tú en este último grupo ¿no? Pues, entonces ponte a trabajar ahora mismo, y hazme un favor, no te quejes, solo gastas tus energías inútilmente y no consigues nada más que amargarte.

Recuerda: Tú no eres esa hojita caída de un árbol que vuela a merced del viento. Tú eres el árbol dispuesto a crecer y hacerse más fuerte cada día.

**************

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.


************

 CLASES POR SKYPE PARA PRACTICAR EL SPEAKING 



Si quieres clases de inglés para practicar el speaking del FCE o exámenes EOI por Skype, prueba estas clases de EBPAI. También ofrecemos clases por Skype para empresas en Aprentias.

Si quieres puedes contactarnos por teléfono llamando al   (+34) 91 186 31 30  de 8 am a 20 horas (hora Madrid, España)

Clases de inglés por Skype para empresas
Profesores especializados en los problemas de los hispanohablantes. Prueba gratis.



Clases de inglés por Sype para particulares

Opinión de Marisa Quinto. ...En mis conversaciones con mis amigos siempre les digo que gracias a ti salí del nivel del infierno. Este correo es para darte mi más sincera enhorabuena por el libro. Hasta que no lo compré y lo tuve entre mis manos no pude sentir el orgullo de haber tomado clases contigo....

 "Inglés para Torpes". 


Novedades:
Recuerda que nuestros "phrasal verbs" son muy fáciles de aprender porque utilizamos imágenes disparatadas para que los recuerdes.

Phrasal verbs:

Turn off: apagar 
Turn up: subir el volumen
Turn down: bajar el volumen

**************
CURSO GRATUITO PET NIVEL B1
UNIT 9



Imprimir

4 comentarios :

Anónimo dijo...

LLevas razón en que el 10 veces más difícil estudiar inglés por tu cuenta. Yo empecé en Enero de este año con el inglés. Bueno realmente estudié inglés hasta terminar Bachillerato, pero siendo sinceros... sales del Bachillerato sin tener ni puñetera idea de inglés. El nivel según mi opinión es realmente malo. Es un mes estudiando constantemente por mi cuenta aprendí más que en toda mi vida académica.

Bueno simplemente quería comentar que si realmente te interesa aprender inglés lo conseguirás porque pondrás todas las ganas posibles para conseguirlo. Yo llevo estudiando por mi cuenta desde Enero como he comentado y a veces es realmente duro. Por desgracia acabo de terminar una carrera y estoy en paro sin trabajo y no tengo recursos para poder permitirme academias y profesores especializados por lo que mi preparación es mucho más difícil y me llevará más tiempo que a otras personas.

Pero tengo unas ganas enormes de aprender y estoy estudiando duro con la ayuda de internet y especialmente con páginas como ésta.

Realmente cuando estoy un poco de bajón o desanimado entro y leo tus consejos y me motivo bastante para seguir luchando en este largo camino como es el del aprendizaje de un idioma.

Gracias por los consejos.

David

César dijo...

Perfecto, Mónica.
Este blog es tan espectacular. Cada vez que lo visito los domingos me encuentro con artículos que de verdad nos ayudan mucho. Este en particular me ha hecho entender unas cosas que no sabía, así que muchas gracias.

Por otro lado, te quería preguntar otra cosa. Está claro que en el inglés hay literatura muy buena, pero en el caso de que alguien quiera ser un buen analista de obras literarias en inglés, ¿cuál sería el nivel de aprendizaje correcto para que todo marche a la perfección? ¿El avanzado? ¿O sencillamente con un nivel medio alto ya alguien puede manejar completamente lo que es "analizar" las obras?

Espero que puedas responderme porque sé que están muy cortos de tiempos, aunque eso se compensa con este magnífico trabajo que hacen cada día.

Gracias de antemano.
Un saludo.

Mónica dijo...

David: Gracias por tu comentario. Mucho ánimo y suerte!

César: Gracias por el comentario. Sí, ciertamente vamos cortos de tiempo y nos cuesta mucho a veces responder todas las preguntas.

Yo diría que con un nivel upper intermediate puedes comenzar a analizar obras literarias en inglés. Te costará mucho, pero por algo hay que empezar y lo cierto es que no se consigue un nivel avanzado (además de hablando y escuchando mucho inglés) hasta que no lees textos complejos. Hay muchísimo vocabulario que aprender.

Un saludo, Mónica

Jaranalokko dijo...

Buenas tardes:

Quisiera daros muchas gracias de corazón por el blog, me resulta bastante útil, completo, entretenido, agradable visualmente,...

Lo consulto a menudo y me enganchas vuestras entradas.

änimo y muchas gracias por vuestro tiempo y conocimiento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...